sábado, 28 de diciembre de 2013

Planes (gastronómicos) para Nochevieja


Una Nochevieja más. Cena casi improvisda, nada que ver con la del año pasado en que la ensalada tenía la lechuga en papilla (pasada por el pasapuré) y el tomate era un jugo transparente de tomate, tamizado por un paño de algodón. 

Este año estoy detrás de unas navajas para poner a la plancha con aceite de erizos del que pone Pepe Iglesias con vieiras, bacalao, en esta ocasión al pil-pil nada más (ya lo tengo a remojo), solomillo al queso azul (haré la víspera la salsa azul) e intxaursalsa (ya cociendo).
Para el bacalao, siempre el mismo consejo: Confitar el pescado con muy poquito calor y espesar la salsa con el aceite templado casi frío. Es un plato al que el calor destruye la emulsión, y esa es la explicación de que tanta gente crea que es dificilísimo y confiese que no les sale.

Receta:  
Ingredientes (cuatro personas):
Cuatro tajadas no muy gordas de bacalao desalado (o descongelado), unos 600 g
Seis dientes de ajo
Tres guindillas rojas pequeñas
300 mL de aceite virgen extra
5 g de sal.

Preparación: Se desala el bacalao metiéndolo en abundante agua y cambiándola cada 8 horas hasta cinco veces. Se puede comprar ya desalado o usar el congelado, que se dejará descongelar a temperatura ambiente. Se pone el ajo cortado en filetes a dorar con el aceite y las guindillas en una sartén o una cazuela de barro a fuego fuerte, unos cinco minutos. Se retiran los ajos y las guindillas y se deja templar ese aceite hasta que se puede meter el dedo (ojo, no quemarse). Se retira entonces casi todo el aceite dejando un poco, y se frota cada trozo de bacalao por la parte de la piel contra el fondo de la cazuela y se dejan todos los trozos en ese poco de aceite, con la piel hacia arriba. Una vez puestas todas las tajadas se dejan reposando unos cuatro o cinco minutos. Luego se va moviendo la cazuela sobre un trapo, sin rallar la vitrocerámica, con energía, mientras va ligando la salsa, que es una emulsión de aceite y pescado. Se va añadiendo poco a poco el aceite mientras se mueve, y se le da un poco de calor, poco, sin que llegue a hervir, de vez en cuando. El truco es que sólo sale si está casi frío y se mueve con gracia y energía con movimientos circulares y de atrás a delante, mientras se añade a pocos en aceite. La salsa debería ir ligando poco a poco hasta convertirse en una crema amarilla. Cuando esté todo el aceite, se añade sal, con cautela que el bacalao desalado sigue estan saladito y se calienta de nuevo, moviendo la cazuela y sin dejarlo hervir. Para decorar se añaden los ajos y las guindillas por encima.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Rodillitis, deportitis y otras inflamaciones


Esquema de mi rodilla derecha antes de romperse el menisco, pero después de la plastia de Kennedy-Lad para reparar el ligamento cruzado anterior. Esquí alpino. 2004.
Imagen de Marco et al, Rev Esp Cir Osteoart 1993; 28: 157-162

Empecé tarde, a los 16 años, con el karate pero era balsámico (la famosa endorfina). Luego he sido muy irregular, aunque he corrido hasta una media maratón (la primera de Bilbao). Creo que es parte de mis ilusiones seguir activo, y fijaos si me compensa que la pupa de mi rodilla no parece crónica como me temía, sino la extrusión de un menisco.

Hoy, que publica NEJM un artículo de lo buena que es la cirugía ficticia para los meniscos rotos (habéis leído bien), os lo comunico: El mío es de los pocos que sí hay que operar. Y con 92 años saltaré en paracaídas.

(A propósito de un comentario a mi entrada a la vejez, viruelas). Y recordad: An apple a day keeps the doctor away and a cafeconleche is very good also.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Entra el invierno

Imagen de nuestro sistema planetario | Foto: Mark A. Garlick

Os copio sin confirmar la noticia de EFE donde describe los planetas y estrellas que podremos ver durante este invierno.

"El invierno, la estación más corta del año, comienza este sábado a las 18.11 horas oficial peninsular, una hora menos en las islas Canarias, para terminar el 20 de marzo de 2014 con la llegada de la primavera, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN). Esta estación se caracteriza por días más cortos (este sábado es el día de menor duración), noches largas y temperaturas bajas que descienden a medida que nos alejamos del Ecuador.
En Madrid, este 21 de diciembre, entre la salida y la puesta de sol transcurrirán 9 horas y 17 minutos en comparación con las 15 horas y 3 minutos que duró el día más largo de este año, el 21 de junio. Esta diferencia depende de la latitud del lugar, siendo nula en el Ecuador y extrema (24 horas) entre los círculos polares y los polos; en la Antártida algunos días al año alrededor del 21 de diciembre se da el fenómeno del sol de medianoche, en que el que es visible por encima del horizonte durante las 24 horas del día.
Durante esta época se produce el máximo acercamiento anual entre la tierra y el sol: el próximo 4 de enero de 2014, la distancia aproximada será de algo más de 147 millones de kilómetros, 5 millones de kilómetros menos que en el momento de mayor distancia, el 4 de julio de 2014.
Desde el punto de vista astronómico, tras la puesta de sol, se verá Júpiter, el rey de los planetas, sobretodo el día 5 de enero debido a su menor distancia con la Tierra; por el contrario, antes del amanecer, se observará a los astros Marte y Saturno y Venus, este último muy brillante, desde mediados del mes de febrero.

Durante este invierno o solsticio invernal (sol quieto de invierno) no se producirá ningún eclipse de sol o de luna y la primera luna llena será la del día 16 de enero seguida del 15 de febrero y del 16 de marzo de 2014. La primera lluvia de meteoros importante del invierno será la de las Cuadrántidas, hacia el 3 de enero. A lo largo de casi toda la estación durante las noches se podrán ver las doce estrellas más brillantes del cielo que son visibles desde nuestra latitud: Sirio, Arturo, Vega, Capela, Rígel, Proción, Betelgeuse, Altair, Aldebarán, Antares, Espiga y Pólux."
 Google también le dedica el logo al invierno


jueves, 12 de diciembre de 2013

Pizza casera


Ingredientes (4 personas):
400 g de harina
25 g de levadura en bloque, de panadero
100 mL de agua
25 mL de aceite
Un par de bolas de queso mozarella fresco
Un sobre de queso rallado para pizzas
50 mL de salsa de tomate
50 mL de ketchup
100 g de queso azul
100 g de queso gruyere
100 g de queso cheddar
Orégano
10 g de sal.

Preparación: Se enciende el horno. Se amasa la harina con el agua y el aceite. Se disuelve la levadura en un poco de agua caliente y se añade a la masa. Se deja reposar en el horno templado (60º C) unos 15 minutos. Se añade la sal y se sigue amasando, separando la masa en 4 trozos. 

Se aplana cada uno de ellos hasta hacer una capa fina de masa. 

Se colocan en 4 platos que resistan horno, untados en aceite. Se coloca encima de la masa el tomate mezclado con ketchup. Se reparten los quesos elegidos, rallados, troceados o en lonchas, sobre la masa. Variando ingredientes, variedad de pizzas.

 Se espolvorea de orégano y se van metiendo al horno caliente a 220º C, unos 20 minutos. 
Querido hijo (comedor de pizzas cuatroquesos). ¿Te ha gustado más que la de casa tarradellas? "Igual" (por preguntar). Hoy la de casa tarradellas (publicidad gratuita).

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Rebulino


Dos licenciaturas, un master, un doctorado, tres especialidades, tres títulos deportivos, un libro de cocina (tranquilos, no he venido aquí a hablar de mi libro), treinta años dedicado a la oncología, a la enseñanza de la medicina, a criar hijos, metido en un grupo de investigación que si sale bien le darán el premio Nobel a los más jóvenes (hay que seguir vivo para que te lo den) porque curaremos el cáncer...

Y voy y paso a la posteridad por haber inventado el rebulino, que no me puedo creer que no lo haya intentado nadie antes.  Al 50% red bull y vino tinto es sorprendente y refrescante. Para los que no les gusta el vino, 90% de redbull y 10% de tintorro, le da un toque al refresco. Si eres más de kalimotxo, inversión de proporciones. Y no me creo que sea insano, os aseguro que lo disfruto a menudo sin problemas. Por cierto en el enlace se cita como fuente la Ball State University, y yo en la página de esa universidad no he encontrado nada sobre los peligros del Red Bull. Bulos de internet.

Cuidadín con el cocinero

Se pone un calabacín y una cebolleta finamente troceados con un fondo de aceite de oliva virgen en la sartén, y se fríen a fuego fuerte removiendo cinco o diez minutos. Se espolvorea con una pizquita de pimentón, picante si gusta, un poco de pimienta molida-poco, sal-poca y un chorrito del tintorro que tenemos en un vaso para entretenernos. Si no nos ve nadie, hacemos miguitas una de las patatas chip que nos estamos tomando con el vinito y la añadimos. Ah, y una pizca de orégano. En el otro fuego, agua, y cuando rompa a hervir, 300 g de espaguetis, les escurrimos el aceite de la sartén con su juguillo por encima y cocemos 8 o 10 minutos. Mientras, en la sartén del calabacín añadimos una lata de tomate natural triturado, o tomate casero hecho, y aprovechamos para deshacernos del resto de orlando que se pasea por la nevera- siempre y cuando siga rojo. Si ya se está poniendo verde no lo añadimos a la sartén, no!!!

Lo que queda es fácil: A la sartén con el resto de la lata de maíz que habita en la nevera, si sigue amarillo, una latita de bonito al natural y unas aceitunas negras partidas por la mitad. Encima los espaguetis escurridos y a revolverlo todo al fuego sin salpicar. Queda el toque umami: rayamos queso por encima, es lo que le da el toque mate de la foto. Yo he aprovechado un taco de grana padano que me quedaba en la nevera después de hacer unas pizzas.

Un éxito

domingo, 20 de octubre de 2013

A la vejez, viruelas

Subtitulable como "Yo de mayor quiero ser joven"


Esta entrada está escrita a la carrera. En el sentido literal de la palabra. Yo de joven, entre otros ejercicios, corría. Y ya desde hace tiempo no hacía casi nada. La vida diaria. Que no es poco.

A la gente de mi edad le da por dejarse calvas, canas, barrigas, coletas, dinero, harleydavidsons y mercedes descapotables. Por suerte o por desgracia no es mi caso, así que, como pasa a veces, me sumé al grupúsculo de los que piensan que el deporte es salud. Y planeé volver a mi querido parque de los patos, de Bilbao. Donde cada vuelta suma unos 1.150 metros, más o menos. Es una manía correr en el sentido de las agujas del reloj, llegar hasta el Sagrado Corazón y volver hasta el museo de Bellas Artes, bajando primero una suave cuesta y subiendo la equivalente, más larga y más pindia, lo cual va contra todos los principios de la física.
 
Así que me planté allí un día, hace poco, y dí una vuelta. Ví las estrellas desde el primer paso, con unas rodillas operadas varias veces, y no precisamente de estética. Pero completé el intento. Y me fuí picando.
 
La segunda vez, tres vueltas, la tercera, siete (sí, habeis leído bien. En unos 50 minutos, si es que no encuentro mi maldito pulsometro, así que cronometro a ojo). Si es que mi peor enemigo soy yo, que basta que me digan " a que no puedes" para que uno, que es de Bilbao, ya no pueda parar.
 
Inciso. No temais por mi vida. Hace un año, con el propósito de volver a correr, me compré el pulsómetro desaparecido y me hice una revisión del corazón, que dió bien. Sigo.
 
Fuí otra vez y dí cinco vueltas en 30 minutos y con tan pobre bagaje, salvo que las agujetas aún no han llegado y que las rodillas me duelen menos cada vez, me planté ayer en la gran carrera.
 
Ayer se celebró la maratón noctura de Bilbao. Quinta edición, que incluye además una media maratón y una carrera pirata, de 7 km. Dorsales rosas este año, que se corría el mismo día en que se celebraba el día mundial contra el cáncer de mama. Yo como suelo ir por libre, me puse mi camiseta rosa y salí a hacer mi carrera, algo más de 7 km en mi circuito particular. Con mi trotecillo característico, me crucé al empezar con el mogollón de la carrera, que entraba en el parque justo en ese momento. Con gran pena, les ví irse hacia la ría, mientras yo me quedaba con la famosa soledad del corredor de fondo, escribiendo esta entrada. Entre seis minutos y muchos segundos y siete minutos y pocos segundos por vuelta, fuí sumando kilómetros y sintiendome bien (marditas endorfinas, que no te dejan parar). Al empezar la séptima vuelta volví a cruzarme con la carrera. Esta vez con el solitario de cabeza del maratón, un corredor delgadito al que ví llegar y marcharse como un cohete a pesar de que él llevaba casi dos horas corriendo y seis veces más que yo de kilómetros corridos. Yo no corro así ni al sprint.
 
Me reí, me rehíce y complete las siete vueltas (con un pequeño sprint de chulería al final de la cueeeessta, hasta la fuente). Tiempo final: 48:53:18. Para que el lector se haga una idea, el ganador de la pirata de este año, Gotxon Solaegi, lo ha hecho en unos 23 minutos. A la espera de la clasificación definitiva para espiar como les ha ido a Bego, a Bea, a María y a otros doscientos o quinientos conocidos.
 
El año que viene me veo con el mogollón, si no cuelgo antes las botitas.
 
Postsiete. Foto tomada por un paseante al que dí pena.
 
 Porque, querido lector, si has llegado hasta aquí, quiero TU OPINIÓN. ¿Es bueno el deporte? ¿Tengo que seguir machacando las rodillas para tener bien el corazón o eventualmente (más dicutible) la cabeza? ¿Me quedará bien la prótesis de rodilla y podré seguir saliendo a correr? ¿Entiendes que este sea mi deporte? ¿O tendría que asumir mis añitos y apuntarme a golf?
 
Si no hay comentarios, nunca más hablaré de esto. Pasad buen domingo.
 
PS: Sí, luego volveré y daré tres vueltitas. Con camiseta verde. Que el veerrrrde pieerrrrde. 

Nadie dijo que fuera fácil

video

Humor tonto: 
- ¿Bebes para olvidar? 
- Gluglu ¿¿Para qué??

Para demostrar que el vídeo de partir una manzana no estaba amañado, me propuse repetirlo. Y por poco no lo consigo. Pero era o ella o yo, y aquí tenéis el resultado sin amañar.

Garbancitos



Después de mucho tiempo sin cocinar garbanzos, mi legumbre preferida, ayer me hice con el lote de ingredientes, hueso incluido. Y ahora, a cocinar:

Ingredientes (4 personas):
300 g de garbanzos
Un hueso de cañada
2 chorizos de cocer
1 kg de zancarrón
Una cebolla
Un puerro
Una zanahoria
Una hoja de laurel (opcional)
Medio litro de salsa de tomate
2 L de agua
10 g de sal.

Preparación: Se ponen a remojo los garbanzos en agua, la víspera. Por la mañana, se escurren y se lavan. En una olla a presión grande se colocan los garbanzos, el hueso, los chorizos, el zancarrón, la cebolla, la zanahoria, el puerro, el laurel (opcional), el agua y la sal. Se cuece al máximo durante unos 35 minutos. También se puede hacer en una cazuela con tapa, cociendo a fuego lento durante 100 ó 120 minutos, removiendo de vez en cuando. Se retira el hueso, la cebolla, el puerro, la zanahoria y el laurel y el caldo (que sirve para hacer sopa). Se sirven los garbanzos con berza y chorizo, y la carne con salsa de tomate, de segundo plato.

viernes, 18 de octubre de 2013

Los hijitos del Ramiro



Serio y formal el Ramiro, sus hijitos son de lo más divertidos. Aunque a veces...dan una guerra...

Y hablando de Japón


Todavía tengo pendiente la aportación a los libros que os reseñaba en las entradas anteriores, qué cabeza!

Hacer makis es fácil Conseguir los ingredientes y al ejercicio:

Ingredientes (4 personas):


60 mL de vinagre de sushi
400 g de arroz de grano corto
Wasabi (pasta verde de rábano picante)
200 g de salmón
200 g de atún
Un pepino pequeño
Alga nori en láminas
Jengibre marinado
Salsa de soja.
Preparación: Arroz: Se lava el arroz con agua fría varias veces y se escurre con un colador, sin romper los granos, hasta que el agua salga limpia y no turbia por el almidón que suelta. Se deja reposar en agua fría durante una hora. Se quita el agua y se pone el arroz en una cazuela con tapa, con otro tanto en volumen de agua limpia. Se pone a hervir, y luego se tapa y se cocina a fuego fuerte durante diez minutos. Se baja luego el fuego y se cocina durante otros diez minutos. Luego se deja apagado, con la tapa, otros diez minutos. Se quita la tapa, se cubre con un paño y se deja enfriar durante quince minutos. Se coloca el arroz en un bol de madera o en un plato que no sea metálico, y se extiende con una espátula o cuchara de madera, para que los granos se separen, sin romperlos. Después se añade el vinagre de sushi, al que se puede añadir un par de cucharaditas de azúcar moreno y una de sal. Maki Sushi: Se colocan varias láminas del alga nori sobre una esterilla de bambú, una lámina de papel encerado o de papel film. Con las manos mojadas en agua fría, se distribuye el arroz sobre la lámina de alga, dejando una franja de dos centímetros alrededor. Para manipular el arroz se aconseja tener las manos y todos los utensilios mojados en agua fría. Luego, se coloca una pequeña cantidad de wasabi (cuidado que pica mucho) en el centro del arroz, y después se pone el pepino pelado y cortado en tiras y los pescados (salmón y atún) también hechos tiras sobre el wasabi. El pescado se suele puede poner crudo, pero también sirve el pescado ahumado o hecho a la plancha en un momento. Se enrolla el alga con firmeza, se corta el rollo en rodajas de tres cm de grosor con un cuchillo bien afilado y mojado en agua fría. De relleno, además de pepino y pescado, se pueden poner tiras de cangrejo, langostinos, aguacate, tortilla francesa, pollo, y un largo etc de alimentos. Se come con palillos, cuatro o cinco por persona, untado en la salsa de soja, y si se desea, con más wasabi. También se puede tomar de aperitivo, uno o dos para cada comensal. El jengibre sirve para separar un sabor de otro. 

martes, 8 de octubre de 2013

Afinando un sueño

Foto de Oskar Diaz

Del Ikublog ya os he hablado alguna vez. Ahora vienen en camino el hijo de Tosca y su libro, afinando un sueño.

A punto de publicarse el libro, podéis ver el proceso y participar en él en Verkami

¡¡Salomon!!

¡Manzana para dos niños!

Y uno la coge muy decidido y ¡tachán!

Tendrían que vender las manzanas en la teletienda junto a los extraños tensores para la fuerza de las manos y los dedos. Recomiendo comenzar con manzanas golden maduritas para ir practicando más adelante con fujis o royal gala más verdes y jugosas. Si se resiste y uno no quiere quedar mal puede cortar con la uña un pequeño surco junto al rabito antes de empezar a tirar.

video



viernes, 4 de octubre de 2013

El libro

Y aquí más información. Me lo pido. No todo va a ser venir aquí a hablar de mi libro

Este libro se puede conseguir en amazon, pero no en amazon España. Cuando esté para amazon España también os lo volveré a decir. Es una selección de 35 cuentos y relatos escritos por diferentes autores, y cada uno va acompañado de su ilustración. 35 ilustradores hemos colaborado con esta asociación para ayudar lo máximo posible a los niños y sus familias que aguantan día a día entre las paredes de un hospital. Espero que os guste. A ver si encontráis que cuento he ilustrado yo. 
http://www.amazon.com/gp/search?keywords=9781492325079&index=books&linkCode=qs&tag=httpwwwgoodco-20
Me gusta ·  ·  · Ayer a las 16:34 cerca de Madrid · 

La familia y el libro

Descubro familia que no conocía, de momento, virtual.
Así como tengo las aulas de estudiantes de Medicina (tercero y cuarto cursos, no creais que son pequeños, no), llenas-llenas de hijos de compañeros de colegio, de hijos de amigos y de hijos de compañeros de carrera, también descubro que mis primos hermanos cercanos, aunque lleve lustros, muchos lustros, sin verles, tienen hijos mayores (perdón, sin ofenderse por lo de mayores). Y hacen cosas guapas, como se puede ver:

Aquí está ya el libro en amazon.es ya sabéis que si lo compráis ayudáis mucho a unos niños muy especiales!!!

http://www.amazon.es/Cuentos-Ciudad-Esmeralda-Mensajeros-Oz/dp/1492325074/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1380789225&sr=1-1&keywords=cuentos+de+ciudad+esmeralda

viernes, 27 de septiembre de 2013

¿Con tomate?


Estaban en mi congelador los lomos de merluza y después de descongelarlos, pelarlos y desespinar las pocas espinas que tenían, les digo: Un poquito de harina, huevo y a la sartén con aceite y sal. Y como que no lo veo...
Entonces cojo una cebolla, la sofrío y le añado pimiento verde y un bote de cristal de tomate triturado, que uno es muy apañadito, lo paso por el pasapuré, que me gusta más en textura final que con la batidora. 


Lo junto todo y contra todo pronóstico, resultón, resultón el plato.
Luego me pongo a buscar en internet, y ahí que me sale el entrañable falsarius chef con su merluza con tomate facilona ella. Con queso rallado y golpe de horno. Bueno, por lo menos yo me he currado el rebozado...

lunes, 23 de septiembre de 2013

Margarita se llama mi amor

Imagen de margarita for singles singles (y verás doble)

El mundo de la coctelería es tan maravilloso como el de la gastronomía. Y para mi gusto es maravillosa la página wikipedal

Dignas de seguir las suaves evoluciones de Mario Sanders

Aprendereis a hacer ricasricas margaritas. Y que las buenas llevan cointreau, que es un triple sec.


Ingredientes

  • Tequila 140 ml
  • Cointreau 60 ml
  • 30 ml de jugo de lima
  • Hielo
  • Sal para el borde de la copa


Preparación

  • Tomar la copa y frotar el borde con el 3/4 del jugo de lima, pasando inmediatamente después los bordes de la copa por sal fina.
  • Poner todos los ingredientes (menos la sal) en una cocktelera con hielo.
  • Batir y servir la copa (que debe estar con sal en su borde)
  • Decorar con una rodaja de limón en el borde

Póngame bonito


El lugareño entraba en la pescadería de Laredu, e invariablemente soltaba las dos palabras, para regocijo de los parroquianos. El pescadero, con un poquito de pluma y mucha sorna, invariablemente respondía: Qué se cree, que esto es un salón de belleza! Y la carcajada de los parroquianos estaba asegurada. La anécdota es rigurosamente cierta. O no tan rigurosamente, pero lo cierto es que quedan bonitos y están de rechupete. Con tomate lo hago así:




 Ingredientes (4 personas):
Dos rodajas de bonito (600 g)
400 g de tomate natural triturado
Una cebolla
1 pimiento verde de “cuerno”
Una cucharadita de harina (opcional)
25 mL de aceite
5 g de sal
5 g de azúcar.
Preparación: Se limpia el bonito, quitando piel y espinas. Se corta cada cuarto de rodaja en dos trozos, se unta de harina (opcional), se unta de aceite y se pasa por la sartén caliente, vuelta y vuelta, y se sacan a una cazuela. Se pican finos la cebolla y el pimiento y se doran a fuego fuerte en esa sartén con el resto del aceite, unos 5 minutos. Se añade el tomate pelado y triturado, la sal y el azúcar y se deja cocer a fuego lento unos 15 minutos con tapa. Se pasa por el pasapuré. Se echa en una cazuela por encima del bonito y se deja cocer a fuego lento unos 10 minutos. Como la carne, hay quien prefiere el bonito casi crudo y hay quien lo prefiere muy hecho, aunque quede muy seco. Al gusto de cada uno, yo lo prefiero bien hecho. Si está seco, siempre se puede añadir más salsa.


Añadir que esta vez lo he hecho con los trozos enteros de bonito, y también queda bien. Y sobre todo, menos trabajo. On egin.

PD: Las copas de margarita son de atrezzo. O no?

sábado, 21 de septiembre de 2013

La vuelta al cole


Con una sonrisa. Sin pretender hacer más sangre en la red con la relaxing cup of cafe con leche, y pensando en escribir sobre comida me he acordado del Café kopi luwak. Que no es lo mismo un cafelito que un fecalito. Más información en el blog de Iturriaga. Claro que pensando en guasap, no es lo mismo cara de guapito que guau, cara de pito. Jejeje. Disquisiciones. Y si alguien os dice que no tiene un pelo de tonto miradle la cabeza. Puede que se esté quedando calvo y tampoco le queden de listo. Feliz vuelta al curso. Volveré con recetas, filosofía, humor y tonterías. 
Y más en serio, en el otro blog.


Blogs que miro con frecuencia. Últimas entradas