miércoles, 23 de junio de 2010

Coca de albaricoques


Imagen de mundo recetas

Comenta Emilienko que llegan los albaricoques. No puedo por menos que daros la receta de mis ancestros políticos menorquines para entretener las tardes preveraniegas y reponer las lorzas que ya casi habíamos conseguido eliminar.

Tres huevos
Kilo y medio de patatas pequeñas hervidas sin piel
Cinco cucharadas de azúcar
Una cucharada de manteca cocida
Tres cucharadas de aceite
Una pastilla pequeña de levadura
Un kilo de harina de fuerza (se llama así)
Medio vaso de leche templada. Añadir la levadura y remover
Unos 10-15 albaricoques

Se mezcla el azúcar con la patata caliente chafada con un tenedor, se añaden los huevos y el aceite y se sigue mezclando. Se añade la manteca y la leche con la levadura. Se va añadiendo harina a la mezcla poco a poco, la que se beba el mejunje hasta dejar una pasta flojita (sobre el kilo o así). Se pone en un molde, se ponen encima medios albaricoques deshuesados con la parte de la piel hacia abajo (el hueco del hueso hacia arriba), se espolvorea de azúcar y al horno (una hora, potencia media, unos 170-180 grados)

Atrévete

3 comentarios:

Emilienko dijo...

El problema es que no tengo horno. Pero en cuanto descubra dónde comprar manteca cocida, prometo una versión para microondas.

Ramón dijo...

Error. La gente no pone horno, pero sigue poniendo placas de cocina. Descubrirías lo útil que es.Créeme. Y según Arguiñano, se limpian solos.
Un abrazo sin coca
Ramón

Anónimo dijo...

Ramón he hecho tu receta de rabo: buenisima y facilisima.La coca me tienta pero, entre los michelines y la ley de la gravedad, no sé, no sé. Un abrazo
Mafalda

Blogs que miro con frecuencia. Últimas entradas