miércoles, 20 de enero de 2010

Mayka



No, Mayra no, Mayka





Periodista del País, echada a los leones. La defensora del lector, avisada por gente seria y veraz, como el Dr. Enrique Gavilán, sospecha de una información sobre un fabuloso nuevo analgésico. Le da la opción de rectificar, y aquella, en vez  de recoger velas, opta sostenella y no enmendalla. Algo muy de médico por cierto.

Entonces, la defensora, que bebe en otras fuentes (Medline, por ejemplo), concluye que es todo exageración,con la industria detrás maquillando. Y la jefa de Mayka pide diisculpas por haber fallado los controles para evitar noticias así. Y ahí queda todo,que sepamos. Unos cuantos blogs lo han recogido pero no ha salido en la prensa, salvo el artículo referenciado.

El peor pecado de Mayka, a mi humilde entender, es que no es un médico, que cobre y recete y ahí queda todo. Es un altavoz público, que igual se ha creído lo que le vendían.

Y aprovecho el carrete de mi blog. De acuerdo con la defensora. Pero. ¿Y el dolor? El que menos duele es el de los demás. No son tópicos. Los protocolos no se siguen. El dolor agudo, el crónico, los niños, dolantinas a demanda o pautada cada 8 horas (tiene una vida media de 2 horas). De auerdo en que las acciones tienen que ser transparentes. Pero se necesitan acciones. Ya.

1 comentario:

Fernando Comas dijo...

Gracias Ramón por tú comentario. Efectivamente, tu bien lo dices:

"El peor pecado de Mayka, a mi humilde entender, es que no es un médico, que cobre y recete y ahí queda todo. Es un altavoz público, que igual se ha creído lo que le vendían."

Y no lo digo tanto por el no ser médico sino por creer lo que le vendian. Si pasa con ella (que debe ser ilustrada...) qué no puede pasar con los demás...?

Con respecto a "ser grande"...pués mira...cabeza de ratón tampoco es malo.
Cordiales saludos.

Blogs que miro con frecuencia. Últimas entradas