miércoles, 27 de enero de 2010

MIR 2010



Leí en algunos blogs la tensión del estudiante en capilla. El sábado se celebró el examen previo a la distribución de vocaciones. El MIR. Y con él nos llega de nuevo el debate. Casi la mitad de los examinandos es extranjero. ¿Qué significa eso?

En primer lugar, me viene a la cabeza la migración. Pepe, vente a Alemania. Para vivir mejor. Y ser "mal" visto por los alemanes. ¿Con fundamento? ¿Sin él? Batek daki.

Eso sí, en Inglaterra ya ven normal que sus médicos sean hindúes. Y a Noruega se fueron algunos médicos españoles que conozco. Sin saber noruego, les pusieron alfombra roja, cursillos de noruego y mucha pasta para captarles.

Es duro moverse, pero los hospitales se han llenado de médicos de fuera, que son igual de buenos (o de malos) que los de aquí. Vienen porque pueden y porque quieren. Porque falta gente aquí. Y espero que las políticas sanitarias sigan permitiendo que vengan.

Segunda parte. Faltan médicos aquí. Ahí creo que está el quid de la cuestión. Cuando decidí qué quería ser de mayor, digamos que no lo decidí. De hecho, a todos nos influyen desde pequeñitos con lo de "qué quieres ser mayor" Yo siempre pensaba: "Feliz". Y los que empujados o animados a iniciar Medicina, se quedan fuera  supongo que se contestan lo que yo me contestaba. Pocos se quedan traumados por no poder entrar, creo. Como creo (es prejuicio) que los padresmadres de los que no entran SÍ que se trauman. Los chavales reaccionan y a otra cosa. De estudiar, de trabajar o (descubro tarde) a ser ninis (ni estudian ni trabajan, como definía aquel la felicidad: comerdormirynada.).

Yo con mis notas, hoy en día no entraría (qué pérdida, que dijo Nerón). De hecho, mi idea era ser investigador de los mares (publicidad: yoquierounvelero). Químico o biólogo, una especie de "CustóRodriguez de la Fuente". De haber perseverado puede que hoy en día hubiera más anchoas que lobos ibéricos gracias a mí. Pero ya veis, mi padre, muy práctico, me insinuó que primero médico, y luego a navegar, y me fui anclando en tierra y soy feliz con lo del cáncer. Así que volviendo al principio. Planificación. Que no falte de nada. Y a ser felices.

2 comentarios:

Anna dijo...

A mí me parece muy bien que vengan, igual que otros se van... pero entiendo porque hay gente que se siente dolida, porque parece que les estén "quitando" una plaza (cuando, en realidad, todo depende de tu número).

Lo que sí no me gusta es que los medios se queden sólo con esta noticia del MIR; con la de cosas mal hechas que ha habido este año, lo único que he visto en TV o leído en prensa es que es el año en que hay más extrangeros... ahí, fomentando malas ideas.

Besos!!

Emilienko dijo...

Siempre que se habla de inmigración en los medios es, tradicionalmente, cuando hay un problema con la inmigración.

De este modo, inconscientemente, acabamos asociando inmigrante = problema y no debería ser así.

Blogs que miro con frecuencia. Últimas entradas