domingo, 13 de diciembre de 2009

Del Caserío, me fío


Donosti de mis amores. Excursión el pasado puente. Un bar de pintxos sin humo (seré maniático). El Tamboril, calle Pescadería, junto a la plaza de la Constitución. Comida en El Caserío, calle San Jerónimo, pero en la misma plaza de la Constitución. No es de no fumadores, pero milagro, ninguno de los presentes fumó, que aunque era pronto, se llenó rápido. Y la comida casera, rica y barata. De recomendar. Es raro, que teniendo dos comedores, no dediquen uno al no fumador (había bastantes niños). Como hacen en el Asia Chic del Bilbao de mis amores. Pastel en el Oiartzun Gozotegia (Igentea nº 2 al final del Boulevard, no fumadores, y también terraza). Terminamos en la plaza del Ayuntamiento, pedaleando para iluminar el arbol de Navidad, bonita iniciativa, creo que con polémica sobre las luces navideñas. Que no se quejen, que las de Bilbao son también bastante mortecinas, con eso del consumo energético y la crisis.

2 comentarios:

gourmet-image dijo...

Querido Ramón:
Queremos felicitarte por el premio Gourmand en el apartado de Mejor libro de Salud y Nutrición, que has obtenido por Se coge una Cebolla. Libro pensado, escrito y vivido por ti. En el que hemos tenido el honor de cocinar y fotografiar tus recetas. Queremos agradecerte a ti y a la editorial Ttarttalo, la oportunidad que nos habéis dado de participar en él. Y compartir contigo, nuestra otra alegría por conseguir el premio Gourmand a la Mejor Fotografía gastronómica, por el Libro I Love Verdura.
¡Nos vemos en París!.

Anónimo dijo...

¡Bienvenido a Donosti Ramón! Me alegro de que lo disfrutaras. Para la próxima te recomiendo la pastelería IZAR, justo en la calle mayor al principio. No tiene terraza pero no tiene desperdicio.
Respecto a las luces, en Donostia, como en todas partes, tenemos nuestro cupo de tontos.
Saludos
Mafalda

Blogs que miro con frecuencia. Últimas entradas